fbpx
 
Venu Sanz Chef

Pros y contras de la dieta Keto

37 Comentarios

Pros y contras de la dieta Keto

Si todavía no habías escuchado hablar sobre la dieta Keto, en el post de hoy quiero contarte en qué consiste esta dieta y sobre todo cuáles son los pros y los contras que encuentro en esta opción.

A menudo las personas que se interesan por ella se sienten seducidas por su capacidad de “quemar grasas rápido”, y ya sabes que para mí las opciones rápidas y restrictivas no son la mejor manera, además de que no es nada fácil hacer esta dieta.

Mi experiencia me ha llevado a la conclusión de que quemar grasas y equilibrar tu peso es la consecuencia de comer bien, es decir comer comida real, sin ultraprocesados ni productos refinados lo que ayuda a equilibrar el peso natural y además combinarlo con llevar una vida activa y hacer ejercicio. 

Pero bueno, no quiero adelantarme, vamos a ir paso a paso y al final podrás sacar tus propias conclusiones.

¿Qué es la dieta Keto y en qué consiste?

La dieta keto es la nueva forma de llamarle a la dieta cetogénica: keto en inglés, ceto en español. Se basa en reducir al máximo la ingesta de hidratos de carbono (desde granos integrales naturales, pasando por frutas, hasta azúcar procesada y refinada) para que, una vez vaciadas de las reservas de glucógeno (que es la forma en que se almacena la glucosa en el hígado y los músculos), el organismo eche mano de las reservas de grasa, formando los cuerpos cetónicos como fuente de energía (cetosis).

Lo que conseguimos haciendo cetosis es que el cuerpo pase de consumir la energía que proporcionan los carbohidratos a utilizar la grasa como combustible principal.

Aunque existen algunas variaciones en el tipo de dieta cetogénica, en general la proporción de carbohidratos suele ser menos de un 10% de las calorías totales (muy por debajo de la recomendación general de 50 a 60% de de una dieta equilibrada), las grasas serían las protagonistas aportando entre el 60-70% del valor calórico total de la dieta, y las proteínas formarían un 15-25% de las calorías totales.

¡Ojo!, porque si lo que queremos es continuar llevando una alimentación saludable, el aumento de grasas no debería ser con grasas poco saludables, sino que debería ser aumentando el consumo de alimentos como aguacate, coco, semillas, aceite de oliva, almendras, nueces o almendras. Hay diferentes formas de hacer cetosis y no todas las formas son saludables, por eso hay que tener cuidado con las fuentes de las que sacamos la información (mucho cuidado con instagram).

Alimentos permitidos y prohibidos

Aunque ya te he comentado que hay muchas variantes de esta dieta, en este caso me gustaría hablarte de los alimentos que estarían permitidos en una dieta keto que estén en sintonía con la alimentación que yo propongo, es decir una alimentación donde no se incluyen los alimentos cárnicos ni los lácteos (el gluten obviamente tampoco porque la dieta keto no los incluye), ya que una de las cosas que puede ocurrir es que el aumento de las grasas se haga aumentando el consumo de productos como mantequillas y quesos, bacon y otras carnes grasas y embutidos.  

Partiendo de esto, los alimentos no permitidos son los cereales (también los integrales) y sus harinas, el azúcar, las legumbres y sus derivados (como la soja texturizada), las bebidas alcohólicas, las frutas dulces, los almidones (patata, boniato) y algunas verduras (cuando tienen un aporte significativo de carbohidratos).

Por lo tanto los alimentos permitidos serían huevos, pescado y marisco, frutos secos y semillas, aceites vegetales (de calidad), algunas frutas y verduras principalmente de hoja verde, además de lácteos y carne.

 

Pros de una dieta Keto

A la dieta keto se le asocia una serie de efectos beneficiosos para la salud como resultado de la eliminación de los carbohidratos, sobretodo si se lleva una alimentación donde predomina el consumo de bollería, dulces, bebidas azucaradas, alcohólicas y ultraprocesados, y esto es fantástico, sin embargo la cuestión es que muchos de estos beneficios se pueden obtener eliminando la bollería, bebidas azucaradas, alcohol y alimentos ultraprocesados, y tomando en su lugar carbohidratos provenientes de comida real, como frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, mucho menos restrictivo y más equilibrado.

El caso es que cuando esto ocurre se reducen los efectos adversos de este tipo de alimentos como son el colesterol y los triglicéridos, además de reducir la respuesta a la insulina del organismo, lo que significa una reducción de riesgos y síntomas de diabetes, resistencia a la insulina y otros problemas de azúcar en la sangre. 

Por lo tanto, el éxito en este caso está más en la eliminación de productos nocivos que en la propia dieta.

Por otra parte, la cetosis está mostrando resultados favorables a la hora de combatir múltiples enfermedades crónicas, donde la dieta cetogénica juega un papel de acompañamiento de tratamientos convencionales, no como reemplazo de estos. 

Enfermedades como la diabetes tipo II, donde la persona que la padece presenta una intolerancia a la glucosa en el organismo, reducir el carbohidrato con una dieta cetogénica, mejora los síntomas de esta enfermedad (aunque es algo que también se puede conseguir con una dieta baja en carbohidratos, sin necesidad de llegar a cetosis)

En el caso de enfermedades del sistema nervioso central como la epilepsia, que fue el primer uso terapéutico de la dieta cetogénica, esta dieta ha resultado beneficiosa al ayudar a moderar los ataques epilépticos. 

El Alzheimer (también conocida como diabetes tipo III) donde la cetosis ayuda a reducir la inflamación cerebral asociada a esta enfermedad, o el Parkinson, donde reduce problemas en el control motor. 

Algunos tipos de cáncer, donde la dieta cetogénica, combinada con ayuno intermitente, ha mostrado que ayuda a mitigar los efectos negativos de la quimioterapia.

Actualmente se están investigando otro tipo de enfermedades como la esclerosis múltiple, síndrome de ovarios poliquísticos, depresión etc. 

Sin embargo, deberíamos remarcar que la cetosis jugaría en todos estos casos el papel de una herramienta más en el tratamiento de estas patologías, esto no implica que haya que renunciar a los tratamientos. No hay que perder de vista que todas estas enfermedades son multifactoriales y que necesitan unir métodos en su tratamiento de mejora. 

No obstante, remarcar que cuantos mejores hábitos tengas en tu vida, menor será el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

Contras de una dieta Keto

Las dietas cetogénicas son desequilibradas y restrictivas, por lo que unos de los mayores contras que presentan es el bajo nivel de adherencia. Es decir, que es muy muy difícil seguirlas a largo plazo o durante periodos prolongados. 

Además hay que saber que tanto para entrar en cetosis como para salir de ella, se necesita un periodo de adaptación, ya que si no lo haces puede causarte malestar. 

Dejar la cetosis de un día para otro y comenzar a introducir carbohidratos sin medida puede causar un efecto rebote y puede estresar al cuerpo, que necesita adaptarse. El cuerpo no puede tolerarlos bien de un día para otro, ya que una restricción fuerte de carbohidratos durante muchos meses puede hacernos perder cierta tolerancia a ellos, de ahí la necesidad de que sea pautada por una especialista y no de hacerla a la ligera. 

Esta dieta no es apta para embarazadas, ni para adolescentes que están en crecimiento, tampoco para algunas patologías concretas como personas con problemas hepáticos, historia de gota, etc.

De hecho, muchos especialistas recomiendan que en caso de seguir una dieta keto sea por un tiempo máximo de 2 a 3 meses, y siempre supervisada.

Otro de los contras de esta dieta es que a diferencia de otras opciones de alimentación, dejas de tener autonomía y espontaneidad a la hora de comer, pues necesitas asegurarte la entrada en cetosis y no salirte de ella. Por lo tanto, si no mides y registras lo que comes, es muy fácil que te salgas de ese estado cetogénico, donde se utiliza la grasa como fuente de energía, en lugar de la glucosa. 

Respecto a las pautas de alimentación que propone la dieta keto, hay una restricción considerable en el consumo de frutas y vegetales lo que conlleva un escaso aporte de vitaminas y minerales, por lo que suele necesitar suplementación, además de una ingesta baja de fibra que puede conllevar problemas digestivos y estreñimiento.

Igualmente, la restricción calórica puede elevar los niveles de cortisol, pudiendo impactar el sueño en algunas personas. 

Además la reducción drástica de carbohidratos y el incremento de grasas puede ser perjudicial para el riñón, puede afectar a la función intestinal, y provocar otros efectos adversos temporales, como mal aliento (halitosis), dolor de cabeza, calambres musculares o la debilidad, que son parte de la cetoadaptación.

Otro punto importante es la necesidad de tener en buen estado el hígado al realizar esta dieta, ya que va a trabajar el doble para conseguir energía a partir de la grasa, al menos al principio, por esto no se recomienda en personas que tengan alguna deficiencia hepática ni en personas con alguna complicación cardíaca.

Y por último, aunque es una situación más extrema que se puede dar en personas con patologías concretas, si los cuerpos cetónicos aumentan de manera masiva en la sangre, puede causar cetoacidosis que es la disminución del pH sanguíneo debido a la alta concentración de cuerpos cetónicos en ella que tienen un carácter ácido, pudiendo alterar importantes funciones biológicas, siendo la más visible y llamativa el transporte de oxígeno. Esta situación es muy grave para todo el mundo y es especialmente peligrosa en algunas personas, como pacientes con diabetes tipo 1 y en enfermos renales entre otros.

Por eso vuelvo a insistir en que es súper importante el acompañamiento por parte de una especialista si te interesa seguir una dieta cetogénica de manera segura, y no tomarse a la ligera este tipo de dieta solo porque esté de moda y parezca que todo el mundo la esté haciendo.

……………..

Soy la primera a la que le gusta escuchar su cuerpo, conocer el efecto de opciones de alimentación que me aporten salud y bienestar, sin embargo, si no es por una situación de falta de salud primordial, me queda una pregunta que hacer, al ser una dieta tan difícil de mantener en el tiempo ¿no es mejor empezar a comer “bien” de una vez y para siempre? 

En fin, me encantaría leerte en los comentarios de este post para poder compartir impresiones y experiencias.

Te envío un fuerte abrazo,

Tu chef de cocina sana, natural y energética

¿Buscas alguna receta o post en particular?
[wd_asp id=3]
37 Comentarios
  • Maika Imedio Granullaque
    Publicado el 04:28h, 24 agosto Responder

    Hola, Venus.
    Muchas gracias por tu post.
    La alimentación keto que sigo no es permanente, pero sí abarca amplios períodos de tiempo. Por supuesto, hago una adaptación antes de entrar en cetosis y después de salir de cetosis. Creo que el nivel de adherencia es alto porque, en realidad, no hay alimentos prohibidos o hay pocos alimentos prohibidos. Lo que sí hay es un cómputo de macronutrientes. Cuando salgo de cetosis hago una alimentación baja en carbohidratos y, antes de entrar en cetosis, igual.
    Para mí ha sido un gran descubrimiento porque, además de la mejora física, ha regulado mi tensión arterial.
    Gracias de nuevo y un abrazo.

    • Maika Imedio Granullaque
      Publicado el 04:29h, 24 agosto Responder

      Disculpas, olvidé mencionar que complemento la alimentación keto con ayuno intermitente.
      Y hablo de alimentación, no de dieta. Por muchas razones.
      Otro abrazo, Venus.

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 10:47h, 25 agosto Responder

      ¡Hola Maika! En el caso de estas dietas restrictivas lo mejor es que siempre estén supervisadas por un profesional, y más si, como dices, las llevas durante largos períodos de tiempo. Por supuesto que pueden tener beneficios para ciertas patologías, pero no se pueden hacer de cualquier manera, ni son para todo el mundo – y menos aún, con el fin de adelgazar rápido-.

      ¡Un abrazo fuerte y muchísimas gracias por tu comentario!

  • yudith Lemes
    Publicado el 20:34h, 14 agosto Responder

    hola, me encanto la informaciòn, si bien en cierto que los carbohidratos los ponen como los malos de la pelìcula, en la hora en que los consumimos los que nos hace daño, en la noche no deberìamos consumirlos ya que se convierten en azùcar y por ende en grasa ya que durante la noche no usamos esa energìa extra al dormir, como ya han mencionado no es lo que comemos sino la calidad de lo que comemos, yo vivo en Venezuela y en este momento es complicado poder alimentarse adecuadamente, pero siempre es bueno contar con este tipo de informaciones para tomar las mejores decisiones para la salud. gracias gracias gracias.

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 08:27h, 16 agosto Responder

      ¡Hola Yudith! No hay estudios suficientes que respalden esas teorías. Puedes comer fruta, o carbohidratos a cualquier hora siempre que la suma de tu día completo sea equilibrado. Muchísimas gracias por tu comentario y aportación, lo agradecemos mucho. ¡Un abrazo fuerte!

  • Clara
    Publicado el 19:46h, 24 julio Responder

    Pues a mí, me hace mucha gracia que para hincharse de ultra procesados y comida basura como hace la mayoría de la gente, no haga falta consultar con nutricionista alguno, y sin embargo sobre cualquier tipo de dieta, enseguida se alerta de los peligros que eso puede conllevar!!!

    • Isabel - equipo venusanz
      Publicado el 09:45h, 26 julio Responder

      ¡Hola Clara! Soy Isabel, chef del equipo de Venu, encantada de saludarte. El tipo de alimentación que nosotras proponemos es siempre basada en alimentos naturales y evitar al máximo ultraprocesados, es cierto que esto es un problema en muchas casas y a veces crea adicciones por lo que sería necesario consultar a un profesional para tratar ciertos casos. En este post en específico, se habla sobre la dieta keto, como cualquier otro tipo de alimentación, debe estar bajo supervisión de un especialista que nos asegure que todo está correcto y que no ponemos nuestra salud en peligro. Gracias por tu comentario. Un abrazo :)

  • Pili
    Publicado el 17:04h, 20 julio Responder

    El problema de la dieta keto es el gran consumo que se hace de proteínas y lácteos de origen animal. Eliminar los carbohidratos de las dietas no significa ponerse a comer carne o queso como un poseso… hay una gran variedad de vegetales que se pueden consumir y que realmente deberían ser la base de nuestra alimentación, nos aportan vitaminas y minerales que necesitamos.
    Yo hace casi 6 meses empecé con supervisión de un profesional con ayunos intermitentes de 17/7 y reducir los carbohidratos a únicamente dos veces por semana, y nunca me he encontrado tan bien y con tanto nivel de energía.
    Para entender cómo funciona nuestro cuerpo y cómo afectan los carbohidratos, en este vídeo se entiende muy bien.
    https://www.youtube.com/watch?v=ptp2_A-kvKo&list=PLHr9Ow9G6hYYkHsT1Oz6fp8xZLfdlDO2r&index=24
    Un saludo!

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 15:19h, 21 julio Responder

      ¡Hola Pili! lo que decimos es no demonizar los hidratos. Hay gente que por patologías no pueden comerlos temporalmente (o definitivamente), pero restringir un nutriente tan importante para la salud, solo para adelgazar, y sin ningún control médico, puede acarrear muchas consecuencias negativas. ¡Un abrazo y muchas gracias por tu comentario!

    • Maika Imedio Granullaque
      Publicado el 04:35h, 24 agosto Responder

      Coincido con tu comentario y creo que has sabido expresarlo muy bien.
      Un saludo.

  • Martha
    Publicado el 16:29h, 20 julio Responder

    Leer a personas con una información tan. Extensa y llena de puntos claros, me da alegría. Ya que soy de la misma opinión,
    No dejar de comer y aprender a comer bien.
    Siempre estamos con la preocupación de tener un cuerpo en forma y descuidamos nuestra salud.
    Siempre consultar al los expertos
    Gracias Venu por compartir tu conocimiento!
    Te envío un. Fuerte
    Abrazo

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 15:17h, 21 julio Responder

      ¡Hola Martha! Pues sí, efectivamente, estamos contigo al 100% :) ¡qué difícil nos dicen que es comer bien y qué fácil es al final! Un abrazo muy muy fuerte

  • Laura
    Publicado el 16:15h, 20 julio Responder

    Mi problema.esq intento comer sano,pero todo lo que se supone que es sano no me.sienta bien,no puedo tomar muchas verduras y frutas no puedo tomar legumbres ni arroz ni trigo,no puedo la mayoría de frutos secos….es una pesadilla…sin embargo probé la ceto un tiempo y me encontré mucho mejor ,lo único el huevo que tampoco lo tolero muy bien y en cero comen huevos a todas horas jaja.gracias un saludo

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 15:17h, 21 julio Responder

      ¡Hola Laura! En tu caso lo mejor es que acudas a un nutricionista que te diga qué tipos de verduras, legumbres y otros ingredientes saludables sí puedes comer, y así hacerte una dieta adecuada a tu patología. ¡Un abrazo y mucho ánimo!

    • Maika Imedio Granullaque
      Publicado el 04:37h, 24 agosto Responder

      Hola, Laura.
      En mi opinión, comiendo keto te encontraste mejor porque, contrariamente a lo que se nos ha dicho siempre, el cerebro funciona muy bien cuando se alimenta de grasa, saludable, claro está.
      El mío está mucho más en forma cuando como keto en cuanto a la concentración, actividad, energía, etc.
      Un saludo.

  • Pilar Caro
    Publicado el 11:49h, 20 julio Responder

    Buenos días,

    Hace unos meses comencé a probar la dieta Keto por el hecho de ser celíaca y ver como, debido al trabajo, estaba comenzando a tener (de nuevo) malos hábitos alimenticios, muchos ellos derivados de tomar ultraprocesados por la falta de tiempo.

    Como antes de comenzar la dieta, leí mucho mucho sobre ella y me asesoré, no estoy experimentando el problema de la cetoacidosis que sí experimenta mucha gente que conozco, principalmente porque intento beber como mínimo de dos a tres libros de agua al día.

    He visto que he tenido que incrementar el consumo de sal en mis comidas (he pasado de no usar sal, prácticamente, a usar un poco, en especial sal rosa del Himalaya), supongo que para aumentar los electrolitos, y más con lo que se está sudando en este mes de Julio tan caluroso.

    También me siento más ‘ligera’, aunque sólo habré perdido un par de Kgs, noto que me encuentro con más energía y que me duelen menos las articulaciones.

    No me ha parecido mal para limpiar mi organismo, y la estoy combinando con ayuno intermitente, dejando de hacer el desayuno y sustituyéndolo por beber mucha agua desde que me levanto hasta la hora de la comida.

    Pero sí que es cierto que le he encontrado CONTRAS a esta dieta, como el hecho de que antes era muy regular para ir al baño, y ahora… He dejado de serlo.

    Creo, como bien dices, que lo mejor es comer COMIDA REAL, mantener una dieta equilibrada y eliminar los ultraprocesados cargados de azúcares de nuestra dieta. En mi caso, abusaba mucho de ultraprocesados sin glúten y ahora he aprendido a hacerlos yo, directamente, de forma rápida, sin romperme la cabeza.

    Seguiré manteniendo una dieta equilibrada, baja en carbohidratos (porque no son el diablo), tomando grasas saludables, bebiendo mucha agua, y eliminando de mi dieta todo aquello que sea malo, pero volviendo a incorporar verduras y sobre todo, frutas.

    A lo largo de todo el tiempo que he estado investigando sobre la dieta cetogénica para ayudar a mi organismo, me he encontrado con una gran cantidad de gente que ven las dietas como un ‘milagro’, que con sólo hacerlas se baja de peso de un mes para otro… Y lamentablemente, los milagros no existen.

    Hay que llevar una alimentación equilibrada y realizar actividad física. Desgraciadamente, por mi trabajo, estoy siendo más sedentaria de lo que quisiese, y no consigo quitarme de encima esos 5-6 kgs que cogí con la pandemia, pero tengo muy claro que eso se consigue comiendo de forma saludable y ‘moviéndonos’, no significa matarnos 3h en el gimnasio cada día, caminar una hora diaria, hacer 40 minutos de bicicleta… El caso es realizar una actividad física.

    Muchas gracias por todas tus aportaciones, Venu.

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 15:16h, 21 julio Responder

      ¡Hola Pilar! Al final es lo que dices, comida real, nada de ultraprocesados y ¡mantener una dieta saludable llena de productos integrales! ahí está la clave. ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

      ¡Un abrazo grande!

    • Maika Imedio Granullaque
      Publicado el 04:39h, 24 agosto Responder

      Hola, Pilar.
      Por si te sirviera, para favorecer el tránsito intestinal e ir al baño, cuando sigo una alimentación keto suelo tomar semillas de lino molidas. En mi organismo funcionan mejor que bien.
      Un saludo.

      • irene-equipovenusanz
        Publicado el 10:49h, 25 agosto Responder

        ¡Hola Maika! Cualquier cambio de dieta (y más tan brusco) puede generar este tipo de problemas de tránsito intestinal. La fibra (en este caso del lino) ayudan pero pueden no ser suficiente.

        ¡Un abrazo y muchas gracias por tu aportación!

  • Susana
    Publicado el 11:07h, 20 julio Responder

    ¡Muy interesante! Gracias por compartir :)

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:35h, 20 julio Responder

      ¡Muchas gracias a ti, Susana! Un abrazo :)

  • Valeria madias
    Publicado el 09:41h, 20 julio Responder

    Hola hace tiempo quiero empezar a escuchar mi cuerpo y siempre por la vida misma nunca lo hago. He decidido aprender cocina vegetariana y todo el mundo de la cocina para mejorar mi salud corporal. Esra información es increíble no lo sabia . Nunca la hice pero he bajado mi peso gracias a cambiar mi alimentación. Más verdura más fruta menos procesados menos carne pollo y pescado q prefiero no comer por elección. La clase de ayer de panes me ha encantado espero pronto poder pagar el curso … gracias por la info y ojalá pueda hacer todos tus cursos …

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:35h, 20 julio Responder

      ¡Qué bien Valeria! Eso es, cambios progresivos, que te hagan sentir bien y que te alejen de ultraprocesados y te acerquen poco a poco a una alimentación mucho más natural. ¡Un abrazo enorme y mucho ánimo!

  • Carolina
    Publicado el 09:07h, 20 julio Responder

    Hola Venus,
    gracias por compartir esa información sin un fin «comercial» . Yo realice una dieta cetogénica después de mi primer embarazo y debo decir que fue la única con la que logre bajar al peso deseado. Siempre la hice con una doctora y no tuve efecto rebote. Lo mejor fue que baje de peso no solo el exceso del embarazo, sino también conseguir un peso ideal para mi contextura. Lo negativo, al ser tan restringida es un poco corta rollo social, puedes ir a cualquier restaurante pero es muy difícil conseguir que la comida se adapte a este plan. Y por otro lado, lo que dices, que llego un momento que solo comía pollo a la plancha y lechuga. Si es por un periodo de tiempo determinado y con un objetivo claro puede ser beneficiosa pero es casi imposible mantenerlo a lo largo del tiempo.

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:34h, 20 julio Responder

      ¡Hola Carolina! Si hay un médico detrás que la prescribe, entonces estupendo. De todas formas, creemos que hay maneras más saludables a largo plazo que este tipo de dietas tan restrictivas, puesto que en algunos casos pueden generar muchos problemas secundarios asociados. ¡Un abrazo y me alegro mucho de que a ti te funcionara!

  • Sandra
    Publicado el 08:48h, 20 julio Responder

    Hola, sigo la dieta cetogénica por preescripción médica y todos estos consejos, de pros y contras son los mismos que dices. En mi caso, es tomar un trocito mísero de pastel y la rodilla se me hincha como un pez globo. Evidentenente claro que lo más importante es comer productos no ultraprocesados, pero es que hasta con ciertos productos que parecen sanísimos están llenos de compuestos tóxicos.
    Un abrazo

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:32h, 20 julio Responder

      ¡Hola Sandra! Efectivamente, esta dieta tiene beneficios médicos, y por supuesto cuando es por prescripción, es estupendo seguirla. A lo que nos referimos es a la gente que lo hace sin ningún seguimiento de especialistas, y por adelgazar. Y estoy completamente de acuerdo contigo en lo engañosos que son algunos productos (sobre todo los light y con etiquetas así). Por eso lo mejor es siempre acudir a los productos frescos directamente (los que no llevan etiquetas de ingredientes): legumbres, verduras, frutas, etc. ¡Mucho ánimo con tu dieta y espero que pronto te encuentres mucho mejor!

  • Maria
    Publicado el 08:48h, 20 julio Responder

    Hola. Me llamo María. Llevo mes y medio haciendo ayuno intermitente 16/8. En las horas de ingesta suelo introducir carbohidratos (pan, boniato, patata guisantes, habas….) A días alternos. Mi plato siempre está compuesto de vegetales y proteína (animal o vegetal) y una parte de carbohidratos cuando toca. Y para merendar siempre dos piezas de fruta y nueces o almendras. Yo me encuentro mejor que antes . Voy bajando volumen poco a poco y me encuentro con más energía. Me acabo de hacer análisis y me ha dado todo estupendamente. Creo que lo estoy haciendo bien.

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:28h, 20 julio Responder

      ¡Hola María! Me alegro de que estés tan bien :) de todas formas, siempre recomendamos precisamente eso: vigilarse por especialistas para que no haya problemas derivados. ¡Un abrazo y a seguir tan estupenda!

  • Sabine
    Publicado el 08:45h, 20 julio Responder

    Hola!
    Yo la he probado 1 semana, no me he sentido bien. En uno semana, estreñimiento fuerte, mal estar, dolor de cabeza, no dormia bien…. Así que por probar 1 semana y se acabo. En mi caso no era para perder peso, era por los miles de beneficios que dicen tener la dieta. Pero estoy de acuerdo, no es para nada equilibrada.
    Un saludo

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:27h, 20 julio Responder

      ¡Hola Sabine! No es para todo el mundo, no. Por eso siempre recomendamos que os pongáis en manos de nutricionistas especializados, y nunca hacer restricciones tan duras por nuestra cuenta, porque pueden acarrear muchos problemas. ¡Un abrazo y mucho ánimo!

    • Maika Imedio Granullaque
      Publicado el 04:44h, 24 agosto Responder

      Hola, Sabine:
      Por la información que leí hace dos años antes de empezar mi primer período prolongado keto, el malestar que describes en tu comentario es lo que suelen llamar «gripe keto». Hay quienes pasan por ello y quienes no, como es mi caso.
      Por si te sirviera, te dejo estos enlaces:
      https://dietaketo.casa/gripe-keto-sintomas-y-consejos-para-combatirla/
      https://www.lavidacetogenica.com/5-pasos-para-evitar-la-gripe-cetogenica/
      Un saludo.

      • irene-equipovenusanz
        Publicado el 10:51h, 25 agosto Responder

        ¡Hola!

        La dieta keto, además de estar supervisada por un profesional, puede tener muchos efectos secundarios y que no sea para todo el mundo. Mucha gente tiene más problemas que beneficios con ella. Por eso, el estudio individual de cada caso es fundamental.

        ¡Un abrazo!

  • María Esther
    Publicado el 08:41h, 20 julio Responder

    A mi me parece interesante el hecho de que se pierda grasa en lugar de músculos, pero en personas con sobrepeso rondando obesidad, hipotiroidismo hasimoto e hígado graso sería recomendable o perjudicial?
    La antes famosa dieta Dukan es ceto? Yo la seguí y logré perder 12 kg en tres meses que recuperé con rebote en un par de años

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:25h, 20 julio Responder

      ¡Hola María Esther! Ahí está el problema: no mantienes una dieta saludable en general (puesto que es muy restrictiva) y luego el efecto rebote te trae de nuevo todos los kilos que has perdido. Para perder peso lo mejor es ponerse en manos de un nutricionista cualificado y llevar una dieta saludable. La dieta keto es muy buena, por ejemplo, en problemas de salud como el SIBO (sobrecrecimiento bacteriano), pero como tratamiento puntual y siempre vigilados por un especialista. ¡Un abrazo!

  • Mari Carmen
    Publicado el 08:34h, 20 julio Responder

    Muchas gracias Venus, totalmente de acuerdo, sobre la dieta keto, tus consejos y tus conocimientos pueden ayudar a mucha gente.Un abrazo

    • irene-equipovenusanz
      Publicado el 11:23h, 20 julio Responder

      ¡¡Muchas gracias a ti, Mari Carmen por tu comentario!! Un abrazo enorme

Publica un comentario

Responsable del fichero: Venu Sanz Chef, S.L.U La Finalidad: el envío de contenido gratuito de tu interés y ocasionalmente correos con ofertas sobre cursos. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: los datos que me facilitas estarán gestionados por Lucía Peña Irureta como encargada de tratamiento de programación y desarrollo web cuyo proveedor de hosting es OVH, cuyos servidores están en la UE. Ver política de privacidad de OVH HISPANO, S.L.U. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a [email protected] o ante la Autoridad de Control. Más información en la política de privacidad .